Una conversacion de este tipo de estafas

La gran estafa

Autores intelectuales del delito son reos que cumplen condenas en la cárcel:

“¿Aló, tía?””Sí, ¿con quién hablo?”-“Tía, habla su sobrino Juan”.”¿Quién?”-“Su sobrino Juan”.”¡Bah! ¡Qué raro! ¿Y cuál es su apellido?”-“Juan XXX (primer apellido)”.”¿Cuál es tu otro apellido?”-“XXX (segundo apellido)”.”¿Dime qué pasa?”-“Me pasó una desgracia. Sucede que choqué y necesito plata para ‘arreglarme por la buena’ con él (otro chofer). Tengo que viajar urgente a Europa y tengo que pagar rápido”.Es una parte de la conversación telefónica sostenida el miércoles último entre Graciela López y un estafador que fingía ser un sobrino, a quien ésta no veía hace largo tiempo. Tras unos breves minutos de plática, esta vecina de Las Condes fue convencida de depositar $800 mil en dos giros.Se trata del nuevo fraude creado por las organizaciones criminales detrás de las célebres estafas de “El Premio Millonario”, “Las Promotoras, “Los Productores de TV” y “Los Telefonistas”, entre otras. Es el recién estrenado “cuento del tío” que usan internos de cárceles, dedicados a los engaños por teléfono.Cerca de las 16 horas, Graciela recibió un misterioso llamado de un familiar con quien no mantiene una relación cercana. Supuestamente, éste acudía a ella para solucionar un grave accidente de tránsito.La víctima, impresionada aún por lo ocurrido, relata que no desconfió del hombre porque éste conocía detalles íntimos de la familia: “Me dio su nombre completo y me dijo ‘no llame a mi papá porque él está enfermo de los nervios. No le diga nada’ “.Aparte de esto, los estafadores le hicieron creer que un carabinero conversaba con ella, para mediar entre su sobrino y un conductor afectado.”Soy el capitán…”La afectada recuerda que le dijeron: “Soy el capitán tanto. Tiene que apurarse, señora, yo no lo puedo tener más aquí y (su sobrino) se va a ir detenido”. Graciela, nerviosa, no anotó el nombre que le dieron.Luego, el falso policía nuevamente le pasó el teléfono al presunto sobrino de Graciela. éste le señaló los datos de la identidad de la persona y el lugar donde debería remitir el dinero.Preocupada por la suerte de su familiar, Graciela corrió a una sucursal de Servipag y cambió un cheque por $300 mil. Acto seguido, giró $200 mil más desde un cajero automático y envió los $500 mil por una oficina de Chile Express.Al regresar a su hogar, el teléfono de ésta sonó por segunda vez. Nuevamente era su falso sobrino. Ahora, le solicitaba otros $300 mil para un amigo que lo acompañaba, quien no había podido conseguir dinero y quedaría preso en una comisaría.”Entonces, le dije: ‘¿Qué voy a hacer? Ya saqué del banco’. Me contó que tenía un cheque por 750 mil pesos y que me lo entregaría, que iba a mi casa. Le creí, saqué (de la línea) de sobregiro y le mandé la plata por Tur Bus”, manifestó la víctima.SospechasCon el transcurrir de los minutos, Graciela comenzó a sospechar. Decidió marcar el número del teléfono utilizado por su sobrino, que había quedado registrado en su aparato.Explica que “contestó el carabinero y dijo que Juan, en agradecimiento, le había regalado el (teléfono) celular porque él no lo había querido detener… Ahí, una hija me dijo: ‘Mamá, te hicieron lesa’ “.Pasadas las 19 horas, a tres horas del primer llamado, Graciela conversó con su hermano, el presunto padre de Juan. “Nada que ver, él estaba en su trabajo. Casi me dio un ataque”, dijo ella.Más tarde, la víctima concurrió a la Brigada de Investigación Criminal de la PDI en Las Condes. Allí, las pesquisas arrojaron que el dinero había sido cobrado por una mujer, hermana de un reo de la cárcel Colina 1.Evolución del delitoLas diligencias de la PDI han descubierto un alto grado de elaboración en las estafas telefónicas, las que han evolucionado con el pasar del tiempo. Incluso, últimamente los integrantes de las organizaciones aprenden técnicas para mejorar la pronunciación y el vocabulario.El jefe de la Brigada de Robo Metropolitana (Birom), subprefecto Héctor Romero, advierte que “cuando la policía detecta sus modus operandi, se provoca un cambio en las conductas (de los estafadores) y éstos operan de otra manera”.”Siempre va a haber un público fértil para los engaños. Con gran facilidad la gente entra en confianza y empatiza con los delincuentes”, indica el policía.Esto, porque los estafadores no actúan solos, sino que a través de un grupo concertado de delincuentes. Así obtienen los antecedentes familiares de las personas estafadas.Romero sostiene que “los timadores llegan a los datos con vecinos o cercanos de las víctimas. Sin intención de cooperar, éstos facilitan la información”.CIFRA NEGRA850 DENUNCIAS por estafas fueron recibidas en la Fiscalía Regional Oriente, entre el mes de julio de 2007 y junio del presente año.

Teca79

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s